CUPEROSIS

La cuperosis No se considera una enfermedad dérmica; ya que es un estado de la piel que está ligado a problemas de microcirculación y que afecta en concreto a los vasos sanguíneos de la misma.

El resultado de ello son la formación de pequeñas varices o venas varicosas en diferentes partes del rostro.
Posee una mayor prevalencia en las mujeres, sobretodo en aquellas con piel sensible, blanca o fina con tendencia a enrojecerse con facilidad.

Principalmente aparecen en pómulos y aletas de la nariz en forma de trazos de color púrpura o rojizos.

A esto le puede acompañar también:
  • Enrojecimientos en el rostro (pueden volverse permanentes).
  • Poca elasticidad de la piel (suele ser un factor desencadenante).
  • Pueden aparecer papulopústulas (acne rosacéo).

La podemos encontrar en todo tipo de piel y su aparición está favorecida por factores tales como,

Emociones intensas.
  • Alcohol, café, tabaco, picantes.
  • Transtornos digestivos.
  • Exposición excesiva a la radiación solar o al uso continuado de corticoides tópicos.
WhatsApp chat